Naturopatía

La Naturopatía es la ciencia que estudia las propiedades y las aplicaciones de elementos naturales (vegetales, agua, sol, tierra y aire) con la finalidad de mantener y recuperar la salud del ser humano. Se encuentra integrada en el campo de la Medicina Alternativa y se aplica cuando existe un diagnóstico médico previo. Ésta ayuda a complementar y apoyar a la medicina tradicional.


La Naturopatía concibe la enfermedad como un conjunto de desequilibrios energéticos en el cuerpo o en los diferentes cuerpos existentes en el ser que pueden ser provocados por una mala gestión de los sentimientos, en el plano Emocional, mental o almico. Por eso se trata al paciente y los síntomas por igual para poder determinar las causas y el origen de dicho desequilibrio.

Principalmente se intenta estimular las capacidades de autocuración que tenemos las personas en nuestro interior para llegar al equilibrio o a la curación mediante la estimulación del sistema inmunitario, cuidando nuestra alimentación, la eliminación de toxinas y sobretodo manteniendo equilibradas nuestras emociones. El cuerpo de un ser humano tiene todas las herramientas de defensa necesarias para la supervivencia, que a menudo se olvida de cómo usarlas o activarlas y gracias a la Naturopatía podemos recuperar estos patrones y recursos tanto internos como externos para la curación o autocuración.

La Naturopatía se basa en la armonía de vivir sanamente y con sentido común con el entorno que nos rodea y con uno mismo.


El cuerpo tiene la capacidad de regenerarse. A través de simples medios naturales, es posible recuperar y mantener la salud mediante la observación de un estilo de vida adecuado. La Naturopatía plantea un tratamiento holístico, es decir que trataremos todas las partes del ser humano, parte física, emocional, racional y almica a esto se lo puede llamar “curación natural” ya que para tratar a estos niveles nos ayudaremos de modalidades terapéuticas que guiaran al cuerpo humano hacia su estado original de equilibrio.

Aquí tenemos algunas de estas técnicas:

Auriculoterapia: Se aplica en el pabellón auditivo mediante agujas finas tales como las de la acupuntura en los puntos relacionados con algún proceso de enfermedad.

Fitoterapia (Hierbas Medicinales): Uso de plantas medicinales en distintas presentaciones, infusiones, emplastes, cápsulas, decocciones, tinturas, oleatos...

Flores de Bach: La Terapia floral es un sistema de tratamiento natural, compuesto por esencias florales. Constituye una terapia energética, holística, que ayuda a restablecer la salud, contribuyendo a armonizar las disfunciones en los campos físico, emocional, mental y espiritual de todos los seres vivos.

Oligoelementos: Los oligoelementos son sustancias químicas que se encuentran en pequeñas cantidades en el organismo para intervenir en su metabolismo. Estos elementos químicos, en su mayoría metales, son esenciales para el buen funcionamiento de las células.

Reiki: Sistema ancestral y profundamente sencillo que se utiliza para aliviar el dolor y alcanzar un estado de relajación beneficioso para el organismo.

Sales de Schüssler: Son 12 minerales que se encuentran en nuestro organismo de forma natural y que además ingerimos diariamente cuando comemos. Ayudan a regular y a estabilizar las células que componen nuestro sistema humano.

Las envolturas corporales: Es una terapia que consiste en envolver el cuerpo o parte de él con el fin de tratar una dolencia externa o interna, para adelgazar, tonificar y/o rejuvenecer la piel. Tiene sus orígenes en la antigüedad.

La Naturopatía no solo nos enseña a sanarnos mediante los elementos naturales de la naturaleza sino que también es una filosofía de vida.



Recordemos la frase que nos dejo “el padre de la medicina” Hipócrates:
¡No existen enfermedades sino enfermos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario